El grupo COPROMAT del CENIM-CSIC en colaboracion con investigadores del ICP-CSIC han desarrollado un recubrimiento sostenible y biocompatible para aleaciones de magnesio que mejora su resistencia a la corrosión, pero que también permite su degradación progresiva y controlada. El recubrimiento se adhiere perfectamente al sustrato y presenta una alta densidad, lo que multiplica sus aplicaciones en este tipo de aleaciones metálicas.

Ir a la noticia