mt

25/05/2020

El pasado 18 de mayo falleció Marcelino Torralba Díaz, Profesor de Investigación del CSIC que durante cerca de cincuenta años desarrolló su carrera investigadora en el CENIM, siendo durante bastantes años Jefe del Departamento de Metalurgia Física.

Entre sus principales logros destacables se encuentran la creación de un grupo de investigación muy sólido, su relación con la industria metalúrgica nacional mediante contratos de colaboración y la dirección de proyectos naciones y europeos siendo uno de los primeros investigadores españoles que participó en un Proyecto financiado por la Unión Europea sobre procesado de aleaciones ligeras por técnicas pulvimetalúgicas. Además su perseverancia para la adquisición y puesta a punto de importante equipamiento para el CENIM se plasmó en la creación del laboratorio de Microscopia Electrónica en el año 1970, uno de los primeros laboratorios de microscopía electrónica de barrido y microanálisis españoles hasta el punto de que el CENIM fue prácticamente el centro de referencia en España para los que decidían acceder a esta técnica antes de incorporarla a sus laboratorios. Igualmente y como uno de los principales expertos del país en difracción de Rayos X y texturas, impulsó decididamente la investigación en este ámbito, y también influyó activamente en el empleo de la técnica en la investigación en Metalurgia así como en otras disciplinas mediante la adquisición de equipamiento, puesta a punto y accesibilidad a todos los investigadores.

En épocas más recientes impulsó decididamente la investigación en aleaciones solidificadas rápidamente, y a principio de los 90 consiguió poner en marcha el primer laboratorio de pulvimetalurgia en España con la adquisición y puesta a punto de un atomizador de polvos por gas inerte, una extrusora, un molino planetario y todas las facilidades para la manipulación de polvos, actividad que llevó al Departamento de Metalurgia Física a la investigación en materiales compuestos, aleaciones ligeras para aplicaciones a alta temperatura y al desarrollo de materiales intermetálicos.

Podemos decir con orgullo que todas las líneas de investigación que el Prof. Torralba puso en marcha han experimentado un desarrollo importante y siguen siendo la base de la actividad investigadora en el Departamento de Metalurgia Física del CENIM, mucho tiempo después de que el Prof. Torralba se jubilara, lo que indica lo avanzado de sus ideas y su clarividencia.

Pero por encima de todo esto hay que destacar la calidad humana de Marcelino Torralba, de Marcelo o el Jefe como le llamábamos, porque además de ser un director científico magnífico, siempre pendiente del menor detalle del trabajo de sus colaboradores para inspirar la excelencia, fue una gran persona, una inspiración de conducta y con un comportamiento ejemplar en el manejo de recursos públicos lo que ha dejado una huella imborrable en el colectivo investigador que él formó.

Hasta siempre Marcelo

(Textos elaborados por Paloma Adeva y Miguel Aballe)